MILLARÍN DIGITAL

Revista Escolar del CEIP Los Millares de Almería

LOS MOROS Y CRISTIANOS EN LAROYA.

Written By: Héctor Takeshita Sánchez - May• 17•14

Alejandro Carlos nos acerca a una fiesta con mucha tradición en Laroya. Es una celebración que está arraigada en la Edad Media y que los habitantes de este maravilloso pueblo almeriense mantienen viva en pleno siglo XXI. Que cunda el ejemplo.

Con motivo de las fiestas patronales, los días 30 y 31 de agosto, en Laroya, tiene lugar la celebración y representación más pasional, y con más seguimiento incondicional, entre los habitantes de la comarca: la relación de moros y cristianos.
Todo el año, los habitantes y los que remanecen en Layora –uno de ellos soy yo-, están esperando el momento de engalanarse con sus vestimentas de época medieval, para llevar a cabo la representación en dos actos, un día cada uno, de lo que fueron las batallas de conquista y reconquista entre los árabes y los cristianos de la Edad Media.
Acompañados por una banda de músicos y presididos por el santo de la localidad, San Ramón Nonato, las escuadras de moros y cristianos, formadas por generales, embajadas, peloteros, banderas, pinchos y figurantes como yo, llenan la ciudad de ilusión y sentimiento.
Laroya tiene una particularidad que pocos pueblos que celebran este tipo de fiesta tienen. Se trata de la presencia de los peloteros. Se trata de unas figuras que encarnan la parte humorística de la representación. Ataviados con ropajes característicos: pelucas, un palo con su bola y azulete en la cara, para evitar ser conocidos por los asistentes, vienen a representar las figuras de los espías, tanto del bando moro como del cristiano. Estos recitan, en plan jocoso, su cometido dentro de la relación y en el acontecer de los hechos. Mientras, los niños se divierten tirándoles petardos. Les gusta hacer bromas y ordenar las posiciones de l@s asistentes durante la celebración. Finalmente, acaban su cometido bautizándose de manera graciosa en plena plaza, seguido de un clamoroso aplauso.
Alejandro Carlos (5ºB).

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *